Menú Cerrar

El VIII Congreso Internacional de Ingeniería de Estructuras ACHE se celebra en Santander

NOTAS DE PRENSA

Ezequiel San Emeterio durante la inauguración FOTO: CICCP Cantabria

La Universidad de Cantabria acogió entre el 20 y 22 de junio el VIII Congreso Internacional de Ingeniería de Estructuras de la Asociación Española de Ingeniería Estructural (ACHE), en el que se dieron cita 450 expertos y profesionales del sector.

La sesión inaugural tuvo lugar en el aula magna de la ETSI de Caminos, Canales y Puertos Universidad de Cantabria con la presencia del vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad, Luigi dell’Olio, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, José Luis Gochicoa, y el jefe de la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey, junto al presidente del Colegio de Caminos, Canales y Puertos, Miguel Ángel Carrillo, y el presidente de ACHE, Antonio Martínez Cutillas.

Previamente se había celebrado una sesión de apertura con la presencia además del director de la Escuela anfitriona, Daniel Castro, junto al presidente del Comité de Eventos de ACHE, Miguel Ortega, el presidente del Comité Organizador del congreso, Óscar Ramón Ramos, el presidente del Comité Científico, Carlos Thomas (ambos son profesores de la Escuela de Caminos UC) y el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Cantabria, Ezequiel San Emeterio.

Fotografía de familia de las autoridades FOTO: UC

Thomas destacó que «la UC y su Escuela de Caminos son un referente a nivel docente e investigador en la ingeniería civil, y este congreso es uno de los más importantes» en su campo. Según el presidente del Comité Científico, el éxito del evento se traduce en cifras como los 600 resúmenes recibidos para participar en las ponencias, de los que se seleccionaron un total de 400 que se presentaron esos días en cinco salas simultáneas. Entre los ponentes se encuentraron varios colegiados de la Demarcación de Cantabria como José Ramón González de Cangas, Guillermo Capellán, Felipe Collazos u Óscar Ramos.

Las presentaciones de puentes, obras de edificación, trabajos científicos, otros relacionados con la docencia… se complementaron además con los stands instalados por empresas y firmas del sector en los espacios y pasillos de la Escuela. «Todo un reto» organizativo que contó con el apoyo total de la Universidad y la colaboración de un numeroso grupo numeroso de voluntarios y voluntarias, explicó Óscar Ramón Ramos.

Inauguración de las autoridades FOTO: UC

El presidente del Comité Organizador resaltó además la repercusión que el congreso tiene en la sociedad y en Santander, ya que se han realizado exposiciones de paneles en diferentes puntos de la ciudad para poner en valor la importancia de las estructuras en nuestra vida cotidiana. En palabras de Ramos, «las llamamos infraestructuras porque son las estructuras que están por debajo de donde vivimos: lo que cubre el edificio, el puente por el que pasamos, el material con el que construimos un canal o una presa…». El profesor destacó además la importancia de recuperar, tras un retraso de dos años por la pandemia, estas citas presenciales y multidisciplinares, que permiten «estar los colegas de profesión unos con otros, contarnos las experiencias…».

ACHE

La Asociación Española de Ingeniería Estructural (ACHE), entidad no lucrativa y declarada de utilidad pública, tiene como fines fomentar el progreso en los ámbitos del hormigón estructural y de las estructuras de obra civil y edificación en general, además de canalizar la participación española en asociaciones análogas de carácter internacional. Para ello desarrolla actividades de investigación, docencia, divulgación, formación continua y prenormalización. Entre los eventos que organiza destacan el Congreso Trienal de Estructuras y numerosas jornadas técnicas. ACHE cuenta con centenares de miembros que son ingenieros, arquitectos, químicos y otros profesionales vinculados al sector.

FUENTE: Universidad de Cantabria